domingo, 24 de enero de 2010

Nunca digas nunca


Antes estuve viendo fotos de las vacaciones, y me volvió a sorprender que después de tanto tiempo volviese a ponerme esas botas. Mis kickers tienen su tiempo ya... y habían dejado de gustarme (¡enviadas al fondo del zapatero y sin billete de vuelta!); pero esos días de invierno que nevó tanto me acordé de ellas, y al final me decidí con un pitillo negro y ¡voilá! les volví a dar una oportunidad. Si ya lo dice el dicho... ¡Nunca digas de este agua no beberé!

10 comentarios:

M. dijo...

Pues a mi me encantan, me las podnría una y otra vez!
M.

tacatuca dijo...

nos gusta tu blog!
te seguimos!

Alexandra dijo...

pues me encantan esas botas!!!

un besazooo

http://www.lovelypepa.blogspot.com/

TANIA* dijo...

Siempre esta bien dar un descanso a las cosas, las mandas al fondo del armario y pasados un par de años las miras con un interés renovado, jeje!!!muy chulas!!

TANIA*

Miss A dijo...

Menos mal que las guardaste, no?

Sheri Shelly dijo...

Ohhhhhh!!!!! Me encanta tu blog.
Sigue así. O mejor ^.^
Millones de besos

Eme Valderrama dijo...

Pues son muy chulos y seguro que comodisimos! ;)

Laetitia´s Comptoir dijo...

me encantan esas botas!!! y tu blog muchísimo también!!!

xoxoxox

emeeme dijo...

A mi me encantan!
Las primeras me las compraron para el cole cuando tenía 6 años

Moda de Colores dijo...

Hola, me gusta tu blog. Y los Kickers también, yo tenía unos azul marino y ahora al ver los tuyos, los echo de menos je.
Bss